lunes, 13 de septiembre de 2010

PADRES ADOPTIVOS













Hoy quisiera dedicar una reflexión crítica al proceso que siguen aquellas personas que quieren ser madres y/o padres adoptivos en España.

En nuestro país, no existe limitación alguna, salvo las propias que la biología impone, para ser padre o madre. Ser padre o madre es fácil; aunque, bien pensado, sería más correcto decir que ser padre o madre biológico es fácil, una circunstancia al alcance de casi todos y sin ninguna restricción legal: un placer.

Por defecto, cuando nace un bebé, atribuimos a los padres biológicos unas capacidades innatas que, en realidad, están aún por demostrar. La presunción de idoneidad que apoya su razonamiento en la biología es una falacia cultural cuyos estertores se encuentran todavía muy lejos de finalizar: una realidad visible y cotidiana de la cual todos somos, desgraciadamente, testigos privilegiados.

El hábito no hace al monje...


La paternidad y la maternidad es, sin embargo, ante todo, un estado psicológico, la única circunstancia que puede garantizar la adecuada cobertura material y psicológica que necesita un niño.


El certificado de idoneidad es un documento que hace posible los trámites del expediente de adopción en el país de origen del menor y es consecuencia directa de un estudio previo y valoración de los solicitantes, que concluye con el Informe Psicosocial elaborado por un equipo técnico compuesto por un psicólogo y un trabajador social.

En relación a los requisitos del adoptante, la Ley 21/87 de 11 de Noviembre, establece que:

a) Ambos deben ser mayores de edad y al menos uno de ellos debe tener 25 años.
b) Debe haber una diferencia de edad, respecto al menor, de 14 años.
c) En el caso de parejas, demostrar una convivencia mínima de tres años.
...

El estudio que un psicólogo puede realizar a los posibles padres adoptivos puede consistir en:
1.- Una entrevista a la pareja
2.- Una entrevista individual a cada uno de los componentes de la pareja
3.- Una entrevista a los hijos/as si los hubiere
...

La entrevista es un instrumento de evaluación psicológica en la que se puede valorar los siguientes aspectos:
a) La historia de la pareja (dinámica de la convivencia, conflictos, otros hijos,...
b) La motivación para la adopción (estirilidad, sentirse padres, "sustitución" de un hijo muerto,...)
...

La evaluación psicológica es complementada con pruebas psicológicas objetivas (tests) que facilitan al profesional la emisión de un informe válido y fiable.

Finalmente, se puede llegar a una conclusión favorable siempre que:
1.- La adopción no se instrumentalice para otro tipo de fines.
2.- Las causas que originan la adopción estén suficientemente elaboradas.
3.- En la pareja identificada como estéril o infértil no exista culpa, ira o resentimento.
4.- Que no confluya en el momento de la adopción una circunstancia familiar incompatible.
...

Es sensato.


Es importante considerar que unos padres adoptivos quieren ser padres pero no pueden; que probablemente acuden a la vía de la adopción después de una intricada red de intentos y largos años de espera; que su amor trasciende el ámbito biológico para convertirse en una realidad fundamentalmente humana.

Recuerdo una ocasión en la que unos potenciales padres adoptivos rellenaban con sumo cuidado cada casilla del test que estaban haciendo. Las "X" con las que señalaban sus respuestas eran dos diagonales exactas que se cruzaban en el cuadrado donde tenían que marcar cada una de sus respuestas. Simplemente querían hacerlo bien, pero el miedo a un informe de idoneidad desfavorable les atravesaba los dedos y la palabra.


Otra forma de SER es posible